Historia
02 Ago 2022

Miriam es lideresa de la Red Comunitaria de Salud ‘Rompiendo Fronteras’ en Cartagena. Con el acompañamiento de la OIM viene capacitando a niños, niñas y adolescentes en diferentes temas de salud, en particular en derechos sexuales y reproductivos. Esta es su historia.

“Para que los jóvenes estén al cien por cien deben tener una buena salud mental y física”, asegura Miriam Correa Córdoba, lideresa colombiana de 64 años que viene promoviendo la salud entre niños y adolescentes nacionales venezolanos y colombianos que habitan El Pozón, un barrio ubicado en la ciudad de Cartagena.

“Cuando llegué al barrio, hace 32 años, me di cuenta de que los jóvenes estaban desorientados, había adolescentes embarazadas y muchos estaban metidos en la drogadicción. Por ello, con el paso del tiempo, organicé un grupo donde les empecé a hablar de estos temas”, comenta.

Actualmente, Miriam lidera la Corporación Ambiental ‘Flor de Guayacán’, una organización de base comunitaria que promociona acciones de cuidado del medio ambiente y prevención en salud.

El trabajo de esta lideresa se ha visto fortalecido gracias al acompañamiento de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y al apoyo financiero de la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos. 

“Conocí a la OIM en una reunión en el Departamento Administrativo Distrital de Salud de Cartagena (DADIS). Ha sido algo bien productivo y excelente porque me permite ayudar a las personas de otros países, como es el caso de la población venezolana”, afirma.

Miriam y otros líderes de la Red fueron capacitados para identificar enfermedades de interés en salud pública como el dengue, la leptospirosis, la tuberculosis, así como la promoción de los derechos sexuales y derechos reproductivos, prevención de embarazos en adolescentes y cuidado de las emociones. Además, conocieron mensajes clave para que la comunidad lleve estilos de vida saludable.

Estos procesos hicieron posible que Miriam sea referente entre nacionales venezolanos y colombianos de su comunidad, lo que le ha permitido, junto con los líderes y lideresas de la Red desarrollar la estrategia ‘Juventud y salud en movimiento’. Esta es una acción que agrupa a jóvenes interesados en aprender sobre salud sexual y reproductiva y salud mental usando la música, el baile y el juego.

“Al principio nos costó trabajo, pero poco a poco los jóvenes se involucraron. Ahora, estamos organizando para que sean multiplicadores de la información que reciben en las capacitaciones que brinda la OIM”, asegura.

Julieth Patricia Soto es nieta de Miriam y una adolescente que participa activamente de los procesos con los jóvenes de su comunidad. “El tema de la salud sexual es importante porque nos orienta para que las adolescentes no cometamos errores, tengamos precaución y que todo se dé en el tiempo que corresponda”, comenta. 

Miriam aconseja a los jóvenes informarse antes de actuar. “Para ser felices primero deben auto conocerse, estar bien con ellos mismos y con su familia”, concluye.

Miriam continúa enseñando a los niños, niñas y adolescentes para que se cuiden y nadie vulnere sus derechos. Estos jóvenes, colombianos y venezolanos, miran el futuro con optimismo de la mano de las entidades territoriales y con el acompañamiento de la OIM que busca que la salud llegue a todos los habitantes de El Pozón y los demás territorios en los que trabaja.

SDG 3 - SALUD Y BIENESTAR
SDG 10 - REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES
SDG 17 - ALIANZA PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS