Historia
23 Jun 2022
By: Elizabeth Rivera

Hace cinco años, Marian* empacó su vida y la de sus dos hijos en un par de maletas. Recuerda los colores de esa madrugada de agosto; el cielo estaba despejado y, aunque auguraba un día tranquilo, su corazón palpitaba fuertemente. Inspirada en la mirada de sus hijos pequeños, tomaba el impulso para dar cada paso hacia Colombia. “Llegamos por la frontera (…) caminando, de la forma que nos fuera posible (…). Me vine con una maleta de sueños y con el único propósito de darle un mejor futuro a mis hijos”, cuenta. 

Con la misma dificultad con la que realizó su trayecto, vivió sus primeros años en el país. En primer lugar, no contaba con la documentación necesaria para adquirir un trabajo formal, y tampoco tenía una red de apoyo que le ayudara con el cuidado de sus hijos. Pese a haber estudiado una carrera profesional en docencia, y contar con una amplia experiencia educando a niños y niñas en su natal Venezuela, sabía en ese entonces, que su condición en Colombia no le permitiría acceder rápidamente a una plaza laboral. “En un principio no fue fácil, no conseguía trabajo, tuve que trabajar en la plaza cargando carretas, tuve que trabajar en construcción, hasta que conseguí estabilizarme un poco en un mejor empleo y ya voy a cumplir dos años”, explica Marian. 

 

Según cifras de Migración Colombia, al 1º de junio de 2022, un millón de nacionales venezolanos en Colombia han regularizado su estatus migratorio y más de 800 mil se encuentran en proceso de regularización a través del Estatuto de Protección a Migrantes Venezolanos – ETPV. Precisamente, Marian y su hija menor, Sary*, hacen parte de las miles de personas que se han beneficiado con esta medida, cuya implementación ha contado con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones – OIM.

“Sé que tener un estatus migratorio regular ayudará a mejorar mi situación”, comparte Marian al recibir su PPT en una jornada masiva de entregas realizada en el Palacio de los Deportes, en Bogotá. En este evento, que también se ha realizado en ciudades como Cali y Medellín, los asistentes pudieron recibir apoyo en los Puntos de Referenciación y Orientación -PRO móviles de la OIM, realizar la primera etapa de la Encuesta SISBEN, se afiliaron a servicios de salud y accedieron a vacunación. De igual forma, otros migrantes, que hasta ahora están iniciando su proceso de regularización a través del ETPV, pudieron realizar el Registro Único para Migrantes Venezolanos (RUMV), así como el registro biométrico para la expedición del Permiso.

“Yo espero y aspiro que con este documento pueda ser una colombiana más, o sea, tener el mismo derecho que tienen los demás... Yo quiero mejorar el tema laboral, de salud, de estudios, no solo para mí sino también para mis hijos, ya que a futuro quiero quedarme acá en Colombia”, manifiesta Marian, quien ahora es parte de los 32 mil venezolanos que obtuvieron su PPT en el Palacio de los Deportes.

Esta jornada masiva fue posible gracias al apoyo financiero de la Oficina de Migración, Refugiados y Ciudadanía del Gobierno de Canadá - IRCC y del Comité de Asignación de Recursos Migratorios – MIRAC de la OIM.

SDG 10 - REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES
SDG 17 - ALIANZA PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS