Historia
15 Mayo 2022
By: Elizabeth Rivera Abril

Con la esperanza de iniciar una nueva vida en la que todos estuvieran juntos, la familia Fuentes decidió migrar hacia Colombia. El destino lo tenían claro años antes de salir de Venezuela. Antioquia era el lugar en el que Franye*, la madre, había podido obtener empleo poco antes de que la pandemia del Covid-19 llegara a Latinoamérica y era allí donde se abría una nueva oportunidad para los cinco miembros del grupo familiar.

Fue así como Wilmer* y sus tres hijos, decidieron reencontrarse con Franye* tras cuatro años de estar separados. “Desde que yo abrí los ojos vi a mi papá y a mi mamá juntos. Entonces yo quiero eso para mis hijos . Mis tres chamos y mi esposa, juntos para arriba y para abajo. No hay como la familia, el estar unidos, esa es la gasolina que se necesita para salir adelante y para mantenerte bien”, dice Wilmer* mientras recuerda sus primeros días en Colombia. Aunque afirma que no fue fácil, especialmente por la condición médica de su hijo mayor, Walter*, el estar al lado de los suyos lo llenaba de optimismo para seguir tocando puertas en un país del que poco conocía. “Mi hijo tiene leucemia, ese es el principal motivo por el que empezamos a dejar Venezuela. Esa condición médica es 50% la parte emocional y 50% la parte de la medicina. Allá (en Venezuela) él tenía la parte de la medicina, pero no tenía a su mamá. Acá tiene a su mamá y el apoyo de organizaciones como ésta”, manifiesta refiriéndose a los Espacios Amigables para la Niñez, lugar al que lograron ingresar hace dos semanas. 

“No me gusta planear las cosas, nunca lo he hecho. Yo prefiero que la vida me sorprenda. Así es mejor vivir”

La familia Fuentes es consciente de que, aunque el concepto de familia se ha transformado en las últimas décadas, este grupo se constituye como una unidad de alta importancia para la sociedad ya que es el ambiente natural en donde sus miembros reciben el apoyo emocional, económico y material esenciales para el crecimiento y desarrollo de quienes lo conforman, en especial para los niños, niñas, adolescentes, los jóvenes, los adultos mayores y las personas con condiciones médicas especiales o con discapacidad . “Aquí la organización me ha ayudado mucho… Aunque él es un niño ya mayorcito, acá nos atendieron, nos han hecho acompañamiento y nos han ayudado a buscar clínicas en las que sea tratado, ya que su condición médica es urgente (…) incluso mañana recibe su primera quimioterapia. Estos Espacios son un aliciente para toda la familia”, expresa Franye* mientras observa a su hijo quien, con la timidez típica de los adolescentes, ríe y asiente a todas las opiniones de sus padres.

Por su parte, Walter*, en voz baja y pausada dice que él prefiere no planear las cosas y que la vida lo sorprenda. “Desde que llegué a este espacio me han ayudado a buscar mis citas médicas. Ha sido un buen regalo de cumpleaños llegar a este lugar en el que me han acompañado y me han ayudado a conseguir la atención médica y también porque estaré con toda mi familia durante el procedimiento”, expresa el adolescente.

Con la tranquilidad de que el tratamiento médico de su hijo mayor entrará pronto en curso, Walter* expresa que nunca se debe perder la esperanza de un futuro provechoso y comparte sus sueños a su hijo y esposa: “Quisiera que mis hijos sean empresarios, dueños de su propia empresa. Quiero que le den lo mejor a este país que nos abrió las puertas con mucho cariño, gracias a ustedes. Aquí con muy poco se hace mucho, y teniendo el amor y la salud se llega lejos”, finaliza.  

Los Espacios Amigables para la Niñez y la Adolescencia, es una iniciativa de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) con el apoyo financiero de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos (PRM), que tiene como objetivo apoyar la resiliencia y el bienestar psicosocial de los niños, niñas y adolescentes mediante actividades estructuradas y organizadas en un entorno seguro, amigable y estimulante, además de apoyar y fortalecer a las familias mejorando sus capacidades protectoras para favorecer la garantía de los derechos de niñas, niños y adolescentes.

SDG 10 - REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES
SDG 17 - ALIANZA PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS