Hilando Vidas y Esperanza (WLH)

Más de cincuenta años de conflicto armado han afectado profundamente las vidas de las personas en Colombia. Hoy, los sobrevivientes del conflicto y las comunidades afectadas por la violencia, han perdido sus medios de sustento y experimentan ansiedad, ruptura de lazos sociales y carencia de acceso a servicios públicos y necesidades básicas. Así mismo, en este contexto, persisten diferentes formas de discriminación, estigmatizaciones y falta de oportunidades. Las mujeres, los jóvenes, las personas con orientaciones sexuales diversas, las personas pertenecientes a pueblos indígenas o afrodescendientes, las personas mayores y las personas con discapacidad son los más vulnerables a la segregación en los diferentes ámbitos. 

 

Aunque el Consejo Nacional de Política y Economía Social (CONPES) 3726 de 2011 estableció que tres millones de víctimas accederían a la medida de rehabilitación, en especial a la atención psicosocial, a 2020 solo 863.777 personas habían accedido a estos servicios (por PAPSIVI: 637,752 y por EREG: 226,025). Lo cual demuestra el enorme desafío que enfrenta el gobierno colombiano para proveer Servicios de Salud Mental y Apoyo Psicosocial a toda la población de víctimas y a las comunidades afectadas por el conflicto en Colombia.

 

El Programa Hilando Vidas y Esperanza (WLH, por sus siglas en inglés), de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), implementado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), asume que la resiliencia de los sobrevivientes del conflicto y de sus comunidades solo puede lograrse entendiendo y enfrentando sus necesidades más apremiantes. Mejorar la salud mental y el bienestar psicosocial de las comunidades afectadas por el conflicto y de los sobrevivientes es una condición para la reconciliación de las familias y la rehabilitación de las relaciones comunitarias, lo que a su vez facilita el empoderamiento económico y el mejoramiento de los medios de vida. Desde esta perspectiva, WLH implementará una estrategia integral que ubica a los individuos en el centro de la intervención. Las actividades del Programa no solo buscan fortalecer las capacidades de las personas, las comunidades y las organizaciones de la sociedad civil, sino de instituciones, políticas y programas. Junto al gobierno colombiano (del nivel nacional, departamental y local), el sector privado, la academia, los medios de comunicación y los gremios empresariales el Programa contribuirá al mejoramiento de la salud mental, la reconstrucción del tejido social, el crecimiento económico sostenible e inclusivo y para la construcción de paz territorial y convivencia. 

 

 

OBJETIVO DEL PROGRAMA: Generar alianzas con el gobierno, las comunidades y los sobrevivientes del conflicto para avanzar en la inclusión de mecanismos de apoyo psicosocial en las intervenciones comunitarias, mejorar el acceso a servicios de salud mental y psicosocial; mitigar los riesgos asociados al trauma  psicosocial; y permitir a los sobrevivientes del conflicto vivir una vida productiva y en paz. WLH apoyará a las organizaciones de la sociedad civil en áreas como liderazgo, generación de ingresos, resolución de conflictos y comunicación para desarrollar capacidades locales, promover la resiliencia e impulsar transformaciones sociales para la convivencia pacífica.