Estabilización

 

Desde el componente de Estabilización, el Programa E&ES de la OIM desarrolla iniciativas que brinden oportunidades a refugiados y migrantes, retornados colombianos y a las comunidades que les acogen en el país, para que desde la implementación de proyectos productivos viables y sostenibles, al igual que a través de la inserción en el mercado laboral, se reconozca a esta población como agente de progreso que puede generar valor, riqueza y empleo no solo para sí misma, sino también para los entornos en los que se desenvuelve.

Adicionalmente, promueve las expresiones culturales, artísticas y deportivas de los migrantes, retornados y de la población de acogida, con el fin de reafirmar el sentido de identidad de las personas, así como el de fortalecer los vínculos comunitarios por medio de espacios participativos.

Estos aspectos sociales, económicos y culturales permiten sensibilizar a distintos sectores de la sociedad sobre las posibilidades de aprovechamiento del capital humano derivado del contexto migratorio.

El componente de Estabilización basa sus acciones en tres líneas estratégicas: Emprendimiento, Inclusión Laboral e Integración Comunitaria.

 

Emprendimiento

Los proyectos productivos concretan opciones de autoempleo y se convierten en herramienta de inversión directa en convivencia ciudadana y de calidad de vida sostenibles. Buscan promover el desarrollo en lo local a través del aprovechamiento y fortalecimiento de las capacidades de la población refugiada y migrante, articuladas con las potencialidades de las comunidades de acogida. Para ello se facilita el establecimiento y fortalecimiento de emprendimientos que favorezcan la inclusión socioeconómica y cultural. Ya sean de tipo productivo, comercial o de servicios para la generación de ingresos; o culturales, sociales y deportivos, esta línea busca generar autonomía económica y empoderamiento promoviendo sujetos productivos del desarrollo, al igual que fortalece la cultura empresarial y estabilidad social de las comunidades.

 

Inclusión Laboral

Desde el empleo se genera inclusión competitiva de desarrollo económico y social, incorporando a la población refugiada y migrante venezolana, colombiana retornada y comunidades de acogida en alternativas productivas basadas en la identificación y apropiación de circuitos económicos de bienes y servicios. Esto, con el objetivo de generar integración económica a los contextos locales de desarrollo, promoviendo la inclusión laboral en condiciones de competitividad e igualdad, teniendo en cuenta criterios mínimos de trabajo decente, articulando la oferta y las respuestas de los sectores público-privado, así como de la institucionalidad nacional y local.

 

Integración Comunitaria

La inclusión social implica destacar y promover las expresiones culturales, artísticas y deportivas de los refugiados y migrantes provenientes de Venezuela, colombianos retornados y de las comunidades de acogida. Con ello se aumenta y reafirma el sentido de la persona, se fortalecen los proyectos de vida y se construyen instrumentos indispensables para la transformación de la comunidad.

Con esto se busca promover una visión positiva y sustentable de la migración en las comunidades receptoras como elemento dinamizador de desarrollo local y comunitario, que involucren acciones estratégicas en lo económico, protección de derechos humanos, inclusión social y respeto cultural, étnico y religioso estableciendo lazos interculturales, vínculos familiares, económicos y comunitarios.