El trabajo de una Consejera de Paz en Santa Bárbara de Iscuandé

Santa Bárbara de Iscuandé es un municipio costero del departamento de Nariño que le da hogar a más de 15 mil personas y está rodeado por un río que nace de las entrañas del Pacífico. De ese territorio es Deny, quien a través de su voz y sus historias abre la puerta para conocer las tradiciones y el interior de este municipio, cuyas esquinas han sido ampliamente recorridas por la violencia.

Luz Deny vivió dos tomas guerrilleras que la dejaron marcada a ella y su familia. Logró terminar la básica secundaria -como pocos en su pueblo- y hacer una carrera universitaria -como casi ninguno en el pueblo-, gracias a los esfuerzos de sus padres por convertirla en profesional y ayudarla a saltar hacia otra realidad. Sin embargo, a Luz Deny la jaló su tierra y el cariño por los suyos, de manera que estudió y regresó a Santa Bárbara a intentar labrar caminos de oportunidad. Hoy es la Secretaria de Posconflicto y Construcción de Paz de su municipio y dedica sus días a buscar alternativas para los jóvenes de este territorio, porque asegura que la educación es la alternativa para de romper con la violencia que ha marcado a la comunidad.

“Es muy importante apostarle a la educación porque un joven sin ella ¿qué otro camino va a coger? Tendría que coger la ilegalidad, porque incluso, no sabe para donde coger, y eso es visible en nuestro municipio”

Es una convencida de que por la paz hay que apostar sin miedo y que todos y todas debemos jugar un papel en su construcción; por eso también es Consejera de Paz.  Asumió este rol cuando en Santa Bárbara se creó el Consejo territorial de Paz, Reconciliación, y Convivencia Ciudadana; un espacio de participación ciudadana que asesora a los gobiernos y brinda asistencia técnica en estas temáticas, así como, en general, en la implementación del Acuerdo de Paz.

Para desarrollar mejor este papel, Luz Deny se inscribió al programa PAZo a PAZo liderado por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz , implementado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) con el apoyo de la Embajada Británica en Colombia. Esta iniciativa busca aportar herramientas para la solución de conflictividades locales a través de metodologías formativas y participativas que fomentan la reconciliación cotidiana, de la mano de los Consejeros y Consejeras Territoriales de Paz.

“…Uno de los primeros puntos de Pazo a Pazo fue la identificación de las problemáticas en los municipios. Luego identificamos, en el caso de Santa Bárbara, qué instancias e instituciones podrían coadyuvar a dar solución a esa problemática que nosotros teníamos en el municipio, donde también identificamos qué instituciones están trabajando en pro del tema”, afirma Luz Deny.

Se pusieron sobre la mesa temas como: drogadicción, empleabilidad, infraestructura y falta de educación, entre otros. Luz Deny profundizó en ellos con otros Consejeros que tienen en sus territorios problemáticas similares e intercambió ideas para posibles vías de solución, con el fin de proyectar propuestas de construcción de paz enfocadas en la cultura de la legalidad, convivencia y reconciliación. Actualmente trabaja para hacer realidad estas propuestas.

En Nariño, 250 Consejeros y Consejeras de Paz, Reconciliación y Convivencia se graduaron del programa PAZo a PAZo y entre ellos estuvo Luz Deny quien con orgullo recibió su diploma, con la convicción de que aún hay mucho por hacer y que lo aprendido es un paso adelante en el camino de cambiar la historia de Santa Bárbara de Iscuandé

“… Nosotros queremos dejar ese legado y seguiremos trabajando en pro de ello porque si no lo hacemos nosotros ¿quién lo va a hacer? Vamos a seguir.Y yo creo que no vamos a parar en busca de esta construcción de paz de nuestro territorio, de nuestro municipio, porque eso lo llevamos en la sangre…”

 

Fecha: 
Jueves, Noviembre 4, 2021 - 14:15