¡Que el juego no se detenga!: Scotiabank y la OIM entregan 200 balones rojos indestructibles en 17 municipios de Colombia


Fecha de publicación: 
Miércoles, Abril 28, 2021 - 08:30

 

El juego es el mejor escenario para desarrollar el infinito potencial de la niñez y la juventud. Bajo esa convicción Scotiabank y One World Play Project han entregado en varios países de América Latina, balones rojos indestructibles para que los niños, niñas y adolescentes tengan siempre la oportunidad de jugar.

 

Este año la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Colombia, se unió a esta causa y junto a estos dos grandes aliados, hizo entrega de 200 balones capaces de resistir a los daños, las condiciones del clima y los más difíciles terrenos de 17 municipios de Colombia.

 

Jugar transforma realidades y desarrolla en los niños y niñas habilidades y capacidades físicas, emocionales y sociales para la vida. Asimismo, es una oportunidad inmejorable para formar y fortalecer vínculos y lazos de paz, amistad y solidaridad entre las familias, comunidades y territorios. Por ello Scotiabank ha definido la inclusión y la inversión social, en este caso a través del deporte y el juego, como una de sus líneas de trabajo en el marco de su Política de Responsabilidad Social Corporativa.

 

En Scotiabank Colpatria apoyamos orgullosamente cada gol dentro y fuera de las canchas, como parte de nuestro compromiso con las familias y comunidades colombianas, el proyecto de balones rojos indestructibles busca motivar a niños y jóvenes a través de un símbolo que los inspire a superar desafíos y adversidades, lo cual hoy es más necesario que nunca”, aseguró Jaime Alberto Upegui, Presidente de Scotiabank Colpatria.

 

Con esta entrega, la falta de balones no volverá a ser motivo para detener el juego. Los balones rojos indestructibles, diseñados por One World Play Project han sido puestos a prueba en innumerables escenarios y circunstancias, demostrando que nunca se desinflan, ni necesitan aire, aún si están perforados. Este balón, creado en 2001, ha llegado a 185 países en África, Europa, Asia y América, gracias a la unión de esfuerzos entre la empresa privada, la cooperación internacional y la sociedad civil.

 

El juego y las actividades recreativas son un derecho fundamental de la niñez. Por eso, desde la OIM seguiremos trabajando de la mano de grandes aliados para apoyar estas iniciativas y seguir contribuyendo a la prevención de la vulneración de los derechos de los niños y a su protección”, afirmó Ana Durán Salvatierra, Jefe de Misión del OIM en Colombia.


Notas de prensa: 
Programa Prevención, Desmovilización y Reintegración (PDR)